Día 82: seguimos en Rosendal.

image

Y es que al final aquí (parece que hay bastantes “Rosendal” en el mapa de Escandinavia) nos han hecho hueco para una segunda noche, con lo que hemos podido desconectar un poco de la bici… ¡Y disfrutar del lago en canoa! Como podéis imaginar, semejante hecho se merece, por sí solo, una entrada con un par de fotos para daros envidia ¿Mosquitos? Bueno, sí, alguno hay, pero en momentos así ¿A quién le importan?

image

Desde que entramos en la región de los grandes lagos hemos visto canoas y kayaks encima de coches, furgonetas, autocaravanas… Llevamos una semana soñando con una ruta de varios días recorriendo el Vättern con todo el equipo, comida, tienda y demás, debajo del asiento de una buena canadiense, de playa en playa; esto nos ha matado un poco el gusanillo, sí, pero la ambición nos puede, y quizá esta sea la famosa excusa para volver, en este caso a Suecia.

Mañana abandonamos ya la comodidad de la cabaña, y con la ropa lavada y las alforjas bien llenas de víveres, partiremos hacia la costa del Báltico, que esperamos alcanzar en unos cuatro días. Ayer llegamos algo cansados y los 2.000 kilómetros que nos separan de nuestro objetivo se nos hacían cuesta arriba, pero con las fuerzas renovadas lo cierto es que cada vez vemos más cerca el sol de medianoche.

    4 Comments

  1. Ole la canoa!!!!

    • ¡Ole! ¡Y ole y ole, Borras! ;-D

  2. Chicos que bien leeros!!!!
    Ánimo que ya no os queda nada 😀 a por el sol de medianoche, un besazo!

    • ¿Nada? Si lo que queda no es nada vente y nos acompañas, juasssssss…

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *