Día 88: Bollnäs, Suecia.

image

A dos días de alcanzar la costa del Báltico, esperamos, nos hallamos exhaustos en Bollnäs. Está siendo una semana dura: físicamente, por las cuestas y por las carreteras de grava (algunas en obras) suecas; y la lluvia, el viento o el granizo, por no hablar de los dichosos mosquitos a la hora de acampar, no ayudan precisamente a sobrellevar el mal tiempo. Quizá nos hayáis echado un poco de menos, pero en el camino que traíamos no había manera de conectarse un rato. Esperamos tenerlo más fácil a lo largo de la costa, pero a partir de Haparanda es posible que sea aún más difícil.

No todo son penalidades, como siempre: los bosques siguen impresionándonos como el primer día, los lagos a veces hasta nos permiten un corto (y reparador) baño y las típicas granjas de madera de este país regalan la vista, integrándose a la perfección en el paisaje.

Hoy, de bajada de la sierra que acabamos de cruzar, con terreno un poco más llano y clima, parece, un poco más amable, y encaminándonos a un merecido descanso de un par de días junto a la playa, vemos las cosas un poco menos negras. El ritmo sigue siendo bueno para llegar a Cabo Norte en fecha, el ánimo está alto y el físico, aunque tocado, es plenamente recuperable. Las bicis también suenan como armarios viejos cada vez que usamos el cambio, pero también para ellas habrá baño y masaje en breve, que se lo están ganando a pulso.

La gente de aquí dice que ellos no ven el país tan duro, pero claro, ellos duermen a cubierto y se duchan a diario; y cuando llega el atardecer, y con él los bichos, no se ve a nadie por la calle. Quizá necesitemos una segunda opinión ¿Alguien quiere venir y comprobar? ¡Os esperamos!

    5 Comments

  1. Hola Pepe y Elvira,
    cuanto nos alegra leeros y ver que la aventura es ya una realidad. No hay mosquito que os pare y eso hace que cada día sea más interesante ver como es la vida del ciclista echado pa’lante. Seguid así que sois un ejemplo de esfuerzo y superación.
    Desde Mr. Schmid enviaros un par de piernas para cada uno y transmitiros la energía de la que nos retroalimentamos con vuestros escritos literarios, amenos y a nuestro gusto escasos, y no por que lo hagáis poco , sino que en realidad nos gustaría saber hasta el último detalle ya que es super-interesante.
    Animo que ya os queda el paso triunfal!!!!!!

    para cuando estaréis de vuelta??? vendréis en bici? Hagamos una super barbacoa!!
    Muchos saludooos de todo el equipo!

    • Realmente es una alegría para mi leerte, Sergio, todos los ánimos son pocos, en ocasiones. Sobre la vuelta… bueno, esa es otra aventura que empezará el mismo día en el que lleguemos a Nordkapp, así que estad atentos porque la cosa se va a poner interesante…

    • Y no nos hables de barbacoas, que no hacemos más que olerlas… ¡Pero no catamos ni una!

  2. Hola Bro!!!
    la verdad es que para mi el correo de ayer fue una alegría y la verdad es que cada vez que se acerca más el verano por estas latitudes da más envidia el ver las fotos de esos lugares tan (en su forma)paradisiacos que estáis recorriendo.
    ¿¿Duro?? la transpirenaica es dura, eso es un paseo con tu chica… lo único que un poco más largo de lo normal…
    La verdad es que te debes de alegrar de ir con ella porque si hubieras ido conmigo habríamos vuelto cabreados al tercer día jajajaja…
    un beso enorme de tu sobri Dani, que ya dice muchas cosas y que cada vez que entra en casa pregunta por ¿Pepe?
    Ánimo y disfrutad de la experiencia

    un beso a los dos

  3. Xe que bo, a cualquier hora del dia o de la noche, que gusto buscar y conocer por donde vais, seguir vuestra ruta y conocer vuestras experiencias y peripecias. Todo un lujo.

    Que tingueu molta sort, sois un crack.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *